Cómo el modelado de la enfermedad podría ayudarnos a entender la EM

Permítanme dejar algo en claro. Sé que este es un tema sensible. La idea de probar fármacos en animales es directamente inaceptable para algunas personas. Y de ningún modo estoy tratando de defender una cosa o la otra. Como siempre, nuestro objetivo aquí en Living Like You es presentar los hechos para informar a la comunidad con EM, y así permitirles sacar sus propias conclusiones después.

Nos guste o no, la verdad es que todo éxito médico importante alcanzado durante el siglo pasado, para los seres humanos y los animales, es en parte el resultado de la utilización de modelos animales. Desde el descubrimiento de los antibióticos y la anestesia, al desarrollo de los antidepresivos y las vacunas para enfermedades incapacitantes como la viruela y la poliomielitis, hasta el desarrollo exitoso de los trasplantes de órganos y la cirugía de bypass, los animales de laboratorio han sido fundamentales para la investigación médica.

Cuando se trata de la esclerosis múltiple (EM), los investigadores tienen un acceso muy limitado a muestras activas de tejido con EM sobre las cuales ensayar posibles tratamientos. Por razones obvias de seguridad, los estudios en humanos están mucho más restringidos en comparación con los estudios en modelos animales. De hecho, muchos organismos reguladores como la Administración federal de drogas y alimentos de los Estados Unidos (FDA) exigen que los fármacos sean probados en modelos animales antes de ser autorizados para iniciar pruebas con humanos. A pesar de estos requisitos, muchos investigadores e instituciones están buscando maneras de limitar y reducir el uso de animales en investigaciones.

Encontrar alternativas a los modelos animales

Se están usando cada vez más los enfoques alternativos a los modelos animales. Por ejemplo, modelos matemáticos y computacionales complejos permiten a los investigadores representar procesos biológicos, y ahora se pueden usar para realizar comparaciones detalladas de los estados sanos y enfermos. Otro enfoque común para la investigación son las pruebas in vitro. Con este tipo de investigación, las células, órganos o tejidos (tanto de humanos como de animales) son mantenidos con vida e investigados fuera del organismo vivo. Este enfoque puede proporcionar una visión real de los procesos celulares que se desarrollan en la enfermedad. Aunque estas alternativas reducen el uso de animales y pueden dar detalles claros sobre los eventos que impulsan la enfermedad, a menudo no representan del todo la gama completa de respuestas fisiológicas que se producen en el cuerpo humano.

Los héroes olvidados detrás de la investigación en EM

¿De qué manera exactamente las investigaciones que usan modelos animales pueden brindar información al científico de EM y a la comunidad con EM en general? En última instancia, estamos motivados para entender el funcionamiento del cuerpo humano, tanto en la condición normal y saludable y cómo este funcionamiento cambia con la EM. Un modelo animal puede proporcionar una gran variedad de información sobre la función de las células y los tejidos dentro del cuerpo, además de proporcionar información sobre los procesos corporales. Al recopilar la información de un ratón, esa información a menudo puede incorporarse a nuestra comprensión de la condición humana.

Garantizar que haya ratones “felices”

Desde la perspectiva de un científico, llevar a cabo investigaciones en diferentes especies animales (principalmente ratones y ratas) viene luego de muchos años de formación, y de un largo proceso de otorgamiento de licencias y procedimientos de aprobación ética. Los procedimientos para el bienestar animal siempre se cumplen de la manera más estricta, y están a la vanguardia de lo que hacemos. La mejora del bienestar de los animales no solo es fundamental desde una perspectiva ética sino que, además, estudios recientes demuestran que el aumento del bienestar de los animales proporciona resultados más predictivos. Por ejemplo, enriquecer los ambientes de los ratones de laboratorio con actividades naturales, por ejemplo ruedas para correr y materiales de nidificación, producen ratones “felices” y con menos estrés.

Convertir las investigaciones en tratamientos

Muchos de los fármacos que se utilizan actualmente para tratar la EM, o que se encuentran en desarrollo clínico y tal vez sean de uso inminente, inicialmente han pasado por pruebas científicas rigurosas en modelos con ratones, diseñados específicamente para la EM, siendo el más común el modelo de EAE (encefalomielitis autoinmune experimental). Es con este modelo que muchas terapias para la EM han comenzado su largo trayecto hacia la clínica, es decir, donde fueron probadas y validadas. Si una terapia potencial demuestra ser prometedora en el modelo de EM con roedores, en cuanto a la mitigación del desarrollo de los síntomas de enfermedad en el ratón, ese fármaco puede ser seleccionado para un ensayo controlado en seres humanos.

Por supuesto, el modelado de una enfermedad humana en modelos animales viene con debilidades inherentes, ya que trasladar los hallazgos prometedores de los modelos animales a la enfermedad humana es un gran paso, pero este tipo de investigación a menudo es el primer gran paso para el desarrollo exitoso de una terapia para los pacientes con EM.

¡Al fin! Evidencia de que el cerebro y el sistema inmunitario están vinculados

¿De qué forma una conexión entre el cerebro y el sistema inmunitario podría afectar la esclerosis múltiple? Demos una mirada. | Viviendo Como Tú

Leer más

Finding MS Clues in Unlikely Places

¿Encontrar pistas de la EM en lugares improbables?

La investigación en otras áreas de enfermedades como el asma, el cáncer y el VIH/SIDA ha sido parte de la investigación moderna en esclerosis múltiple.

Leer más

x

¿Nos sigues en Twitter?

Ya os estoy siguiendo @LivingLikeYou

x

¿Ya nos diste Me gusta en Facebook?

Viviendo Como Tú

Este sitio web pretende usar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando el sitio, usted acepta nuestro uso de cookies. Si desea más información o no desea que coloquemos cookies cuando utilice el sitio, haga clic aquí: Acerca de las cookies
No volver a mostrar esto